MODIFICAR NUESTRA MANERA DE RELACIONARNOS CON EL PLANETA
Y TRANSFORMAR NUESTROS PROCESOS INDUSTRIALES
FORMA PARTE DE LA RESPONSABILIDAD DE UN LÍDER

POR ELLO, HEMOS OPTIMIZADO LA FASE DE GLASEADO EN NUESTRA LÍNEA DE CONGELADO. A PARTIR DE AHORA NUESTROS PRODUCTOS UTILIZARÁN EL AGUA NECESARIA EN SU CONGELACIÓN, ELIMINANDO CUALQUIER EXCESO.

LA REINGENIERÍA DEL PROCESO NOS PERMITE YA AHORRAR AGUA, ENERGÍA Y EMISIONES A LA ATMÓSFERA, PLANTEANDO UNA RELACIÓN MÁS TRANSPARENTE CON NUESTROS CLIENTES Y MÁS SOSTENIBLE CON EL PLANETA. PORQUE, COMO TANTAS VECES SUCEDE EN LA NATURALEZA, Y LA ALIMENTACIÓN ES PARTE DE ELLA, MENOS ES MÁS
El cliente verá aumentado el peso neto de sus pedidos y pagará menos por Kg de materia prima.
Menor tiempo de descongelación de la materia prima en las cocinas y, en consecuencia, mayor facilidad en la planificación de las producciones.
Menor consumo energético. Reducción de la huella ecológica en los procesos de producción.
Optimización del espacio en las cámaras de congelación y frigoríficas.
Menor consumo de agua y, por tanto, menos consumo de un recurso cada vez más escaso.
Reducción de las necesidades de combustible, evitando la emisión de CO2 y N2O a la atmósfera.